Happy group of students outdoorsEvita estos errores para que tu experiencia al estudiar en el extranjero sea satisfactoria.

En este mundo global, donde las fronteras se diluyen y cada vez es más necesario ampliar los horizontes culturales y profesionales, el intercambio estudiantil se convierte en una herramienta indispensable para la formación de los jóvenes.

Ser estudiante de intercambio es una experiencia que puede ser invaluable, que amplía el contacto humano, académico, lingüístico, pero que puede convertirse en una pesadilla o en una oportunidad perdida si se cometen cierto tipo de errores.

Restringir el círculo social a compañeros que hablan tu mismo idioma

Es uno de los problemas más comunes. Si bien la facilidad de relacionarse con personas del propio país o de la misma lengua permite un ambiente inicial más controlable, al final esta práctica dificultará el aprendizaje del idioma local y el conocimiento de la nueva cultura que pretendías explorar.

Descuidar la documentación y visas para residir en el país

Las legislaciones de cada país son diferentes. Ignorar los plazos y requisitos propios que se exigen en el lugar donde estás realizando tu intercambio puede incluso comprometer tu permanencia en el país. Estudiar en el extranjero requiere de una previa organización y estar al tanto de todos los trámites anticipadamente.

Prescindir de un seguro médico

La tranquilidad es indispensable para aprovechar al máximo una experiencia de intercambio. Cualquier problema de salud que aparezca durante este tiempo puede agravarse si no cuentas con el apoyo médico indispensable. Tener un adecuado seguro que cubra una urgencia hospitalaria es fundamental. Lo más probable es que nunca sea necesario utilizarlo, pero el contar con él dará una tranquilidad extra. Además, la mayoría de las universidades no te permitirán cursar estudios si no cuentas con este seguro,

Los cambios de última hora

El intercambio debe obedecer a un plan muy preciso que reduzca las sorpresas desagradables, las gestiones infinitas y el estrés. Mover las fechas previstas del viaje, introducir cambios inesperados en los estudios o el alojamiento, improvisar soluciones en una realidad desconocida, puede generar que la experiencia se transforme en un pequeño infierno. El objetivo es aprender una nueva cultura, un nuevo idioma, para eso se requiere un orden y planificación que permita concentración absoluta.

No pedir ayuda

En ocasiones puede que sientas que estudiar en otro país sea un salto hacia lo desconocido o una aventura completamente personal, pero lo cierto es que en esta experiencia nunca estarás solo. No temas pedir ayuda a tus compañeros locales y extranjeros, o a tus tutores y coordinadores de intercambio en la universidad. Ellos siempre estarán más dispuestos de lo que crees a echarte una mano y ayudarte a enfrentar este nuevo desafío.