Multi-ethnic students discussing in classroomEstudiar con tus compañeros puede ayudarte a reforzar y complementar tus conocimientos adquiridos en clase. Toma en cuenta estas recomendaciones para hacerlo sin fallar en el intento.

El paso de la secundaria a la universidad puede ser una experiencia compleja para el estudiante, y más aún para un alumno extranjero, quien también a veces debe lidiar con la sensación de soledad al vivir lejos de su hogar.

Pero una práctica que puede ayudar a integrarte con tus compañeros de la universidad y a mejorar tu rendimiento académico es estudiar en grupo.

Ten en cuenta que estudiar en grupo es una gran oportunidad para reforzar los conocimientos que ya has aprendido en solitario, por lo que estudiar individualmente es vital antes de dar el paso de estudiar con otros.

Te presentamos 5 claves que te ayudarán a estudiar en grupo con éxito

Compartir los apuntes tomados en clase

Esto es lo primero que se hace en una sesión de estudio en grupo. Los apuntes equivalen a lo más importante que el profesor explicó en clase y, entre todos los compañeros, pueden complementarse con los apuntes de todos. Así mismo, todos pueden compartir durante la sesión de estudio, los subrayados de determinado tema de la clase, así como los conceptos que creen más importantes para así conversarlos y debatirlos entre todos.

Sesiones de debate

Para asignaturas como lengua, historia o ciencias, debatir es una de las formas más interesantes de aprender. Se trata de demostrar que tu punto de vista es válido, argumentar las razones por las cuales debe ser tomada en cuenta tu teoría. De esta forma, alcanzarás un conocimiento más profundo del tema que estás estudiando, que no lograrías estudiando de la manera tradicional, memorizando un libro. Los debates ponen a trabajar a tu cerebro de una manera increíble, ya que segundo a segundo debes estar maquinando tu mejor argumento para ganar la discusión.

Competencias de preguntas y respuestas

Para no hacer tediosa la sesión de estudio y agilizar los procesos mentales y de memoria, puedes hacer sesiones de preguntas y respuestas de los contenidos que estén estudiando. Si eres el que pregunta, trata de poner a prueba a tus compañeros con preguntas ingeniosas y, si estás del otro lado, trata de dar tu mejor respuesta según lo que hayas estudiado. Esta práctica es perfecta para repasar horas antes de un examen para refrescar los puntos más importantes del tema.

Escoge bien cuál será tu grupo de estudio

Solo aprende el que quiere aprender. Por eso debes escoger bien a los compañeros que formarán parte de tu grupo de estudio, porque si estás rodeado de personas motivadas, con ganas de superarse y compartir conocimientos, incidirá positivamente en tu aprendizaje.

Así mismo, el espacio donde vayan a estudiar debe ser tranquilo y con pocas distracciones que puedan desviarte de tu objetivo académico.

La planificación garantiza el éxito

No se puede estudiar sin una ruta a seguir, sin un propósito. Por eso es importante armar y seguir una planificación, acorde a los objetivos de estudios planteados por el grupo. Comiencen a estudiar en grupo el tema más importante y, a partir de allí, desglosar los complementarios. Así mismo, establezcan una planificación del tiempo y los horarios. Por sesiones de estudio de 60 minutos, por ejemplo, pueden hacer pausas de 10 a 15 minutos para relajarse y oxigenar la mente antes de seguir adelante con el estudio. Es importante no sobrecargar el cerebro para que el aprendizaje sea efectivo.