Panorama of Castro on Chiloé Island, Chile

¿Estresado con tus asignaciones académicas? No hay nada mejor que la naturaleza para desconectarte y liberar tensiones. Visita el Parque Nacional Chiloé y regresa a tus clases con mayor energía.

El turismo en Chile es una experiencia incomparable. Pasmado quedarás ante la belleza que ofrece a sus visitantes el Parque Nacional Chiloé. Tiene una superficie de 42.657 hectáreas ricas en patrimonio cultural chileno donde se enfatiza lo histórico, etnográfico y arqueológico.

Te esperan extensas playas, comunidades huilliches de costumbres ancestrales y la magia que ofrece esta tierra repleta de mitos y leyendas. Así mismo, podrás explorar relieves con alturas que pueden superar hasta los 800 metros, desde donde podrás observar múltiples ríos y lagos que rodean los bosques, refiere Chile Travel.

Un aspecto de interés de la fauna de Chiloé es la presencia de especies endémicas de mamíferos y aves, debido a su condición insular. Se puede apreciar al zorro chilote, monito del monte de Chiloé, ratón topo de Chiloé, ratón arbóreo de Chiloé, pudú, nutria marina, nutria de río y lobo marino común. Con respecto a las aves es posible observar al concón de Chiloé, rayadito de Chiloé, diuca de Chiloé, garza cuca, caranca, cormorán de las rocas, pilpilén austral, cernícalo y carpintero negro, explica Conaf.

En cuanto a la flora, predomina la selva valdiviana, un bosque denso formado por árboles siempre verdes, arbustos  y plantas trepadoras. Entre las especies que se protegen en la unidad figuran la tepa, asociada con olivillo y coigüe, la luma, la pitra y el arrayán, el alerce y el ciprés de las Guaitecas.

Si lo visitas este septiembre, te conseguirás un parque en invierno con temperaturas mínimas de 2°C y máximas de 12°C. Aunque eso no es impedimento para practicar diferentes actividades como navegar en kayak, la pesca deportiva, así como realizar cabalgatas, la observación de flora y fauna, además de enriquecer tu conocimiento con las culturas originarias de Chile por medio del etnoturismo.

Tan solo debes pagar 4.000 pesos chilenos para ingresar al parque como adulto extranjero. En el lugar tendrás a tu disposición áreas para merendar, áreas para acampar senderos de excursión, miradores y refugios rústicos. También tienes la alternativa para acampar en la comunidad indígena de Chanquín y cuenta con el equipamiento básico y precios módicos.

Accesos:

Sector Cucao-Chanquín: tomar ruta 5 desde Castro hacia el sur hasta el cruce Notuco (24 km, aprox.) Conducir a Cucao 34,5 km. (Recorrido: 90 min. aprox.)

Sector Chepu: desde Ancud por la ruta 5 al sur, hasta el cruce río Chepu, tramo de 25 km (30 min). Continúa al oeste por camino ripiado hasta Puerto Anguay (14 km). Desde ahí, debes embarcarte en un bote aguas abajo por el río Chepu, continuar a pie por sendero costero (14 km) hasta llegar al río Lar, lugar donde se localiza la casa del guardaparques (5 horas, aprox.)

Sector Abtao: desde Castro en dirección norte por la ruta 5 hasta Llau Llao, para tomar el camino al oeste, pasando por el puente Puchagrán, cruzando el río Chilcón, para llegar finalmente al fundo Pichihue (12 km). Luego de 2 horas de recorrido desde el fundo, te encontrarás en el área del parque. Continúa por un sendero que cruza transversalmente la cordillera de Piuchén (8 horas), llegando finalmente a la desembocadura de los ríos Curi y Abtao. Existen transporte público a Cucao.

¡No pierdas la oportunidad de visitar un parque natural de ensueño!