milky way at dawn and silhouette of a telescope

El cielo nocturno es un enigma. La oscuridad esconde todo un universo que está justo frente a nosotros, es por esto que a continuación te mostramos las ventajas de estudiar esta carrera en Chile.

A simple vista, las noches en Chile pueden parecer similares a las de cualquier otro país. Pero su oscura inmensidad, esconde cientos de secretos, astros y figuras celestes que forman parte de la cotidianidad de los astrónomos en su labor diaria.

Estudiar astronomía en Chile podría ser una de las mejores decisiones de tu vida profesional. Hablando de las ventajas, en este país los astrónomos tienen el 10% de las noches solo para ellos, traducidas en 250 horas al año disponibles para la observación y estudio, explica la web Portalastronomico.com,  un rasgo positivo frente a otros escenarios del mundo, en los que el clima interfiere negativamente en las actividades de los astrónomos.

El acceso a los observatorios no es imposible. Chile facilita su uso para quienes estén formándose como astrónomos, siendo un trámite mucho más sencillo en comparación con Estados Unidos y Europa.

Chile cuenta con una infraestructura óptima en astronomía, la mejor de la región. En el Observatorio Paranal, opera el Very Large Telescope, el observatorio óptico más avanzado del mundo, de acuerdo a la European Southern Observatory (ESO), compuesto de cuatro telescopios de 8,2 metros que poseen nombres del idioma mapuche: Antú (sol), Kueyén (Luna), Melipal (Cruz del Sur) y Yepún (Venus). Además, está situado en la Región de Antofagasta, en pleno desierto de Atacama, lo que nutre y enriquece las tareas de observación.

Este país del sudamericano es epicentro de las grandes hazañas en astronomía, obras de las cuales puedes aprender e interactuar todos los días. En Chile fue construido el Atacama Large Millimeter Array, más conocido como ALMA, el mayor proyecto astronómico del mundo que consiste en un interferómetro compuesto por un conjunto de 66 antenas, también conocidos como reflectores o radiotelescopios de siete y doce metros de diámetro. Entre sus capacidades, se encuentra la detección de objetos ubicados en las regiones más gélidas del universo. También esperan poder vislumbrar la formación de estrellas y obtener imágenes detalladas de las mismas, así como planetas en pleno nacimiento.

Los grandes descubrimientos astronómicos tienen lugar en Chile. El astrónomo de 30 años, Eduardo Bañados, descubrió en 2017 el agujero negro más lejano observado hasta la actualidad: se formó cuando el Universo tenía 690 millones de años, el 5% de la edad que tiene hoy. Éste tiene 800 millones de veces más el tamaño del Sol y se encuentra a 13 mil millones de años luz de la Tierra.

Lo vital: si quieres triunfar en la carrera de astronomía, ten en cuenta que debes tener buena base en matemáticas, física y programación. Además, estar consciente de que es un área que demanda mucho tiempo de estudio, por lo que la concentración es primordial para comprender todos los conceptos del universo sin caer en el intento.

En Chile puedes estudiar y optar para obtener la licenciatura, habiendo opciones también para postgrados y doctorados en la materia. Podrás escoger entre dos tipos de astrónomos: los astrofísicos teóricos y los observacionales. Los teóricos suelen dedicarse a entender aspectos sobre cómo evolucionó el universo hasta la actualidad. Los observacionales, descubren propiedades nuevas, compara teorías y persigue siempre comparar y contrastar trabajos de los teóricos.

Déjate maravillar por los cielos nocturnos de Chile y estudia astronomía en uno de los países con mejores oportunidades e infraestructuras del mundo en este campo.