Male college student doing examMemorizar los textos antes de un examen puede jugar en tu contra haciéndote fracasar: ¡mejor analiza lo que estás leyendo!

Un examen universitario siempre es motivo de ansiedad y nervios. El estudiante siempre querrá aprobar con la más alta calificación, aprender los temas de principio a fin para no errar en las respuestas de la prueba.

La desesperación puede llevarte a querer aprender de memoria los conceptos para no olvidar ni una sola palabra, no cometer ni una sola equivocación. Precisamente, ahí está la principal equivocación.

Cuando te empeñas en aprender algún concepto difícil de memoria, puede que lo logres, pero no estarás comprendiendo realmente su esencia y significado. Debes analizar lo que estás leyendo, relacionarlo con tu entorno y encontrarle un sentido lógico, solo de esta manera lograrás incorporar el conocimiento a tu vida y experiencia, sin necesidad de memorizar alguna palabra.

- Al memorizar de forma exacta un grupo de palabras, refiere Universia, corres el riesgo de perder todo el conjunto si tan solo olvidas una palabra del mismo.

- Como memorizaste un texto para el examen en vez de analizarlo y comprenderlo, con el paso de los días lo olvidarás fácilmente. No habrás adquirido ningún conocimiento.

- Si en lugar de un examen te toca presentar una exposición y memorizaste el texto, se te hará difícil explicar el tema que te haya sido asignado, ya que para lograrlo es necesario el análisis y la comprensión del mismo. Cuando esto sucede, eres capaz de explicar determinado tema con tus propias palabras y léxico, sin ayuda de las palabras textuales de un libro.

- Supongamos que quieres aprender de memoria un texto de cinco párrafos. Si este es el caso, caerás en el error de aprenderte párrafo por párrafo por separado, sin relacionar la idea principal que engloba y une todo el tema.

- Otro error que te impide comprender el texto que intentas memorizar es leerlo de manera cerrada. Trata de relacionarlo con algo de tu vida cotidiana, con algún aspecto que te sea familiar. Así jamás olvidarás un tema.

¿Qué hacer para mejorar el estudio antes de un examen?

Uso de recursos mnemotécnicos. Asocia un término del tema que estás estudiando con otro tema que sea común para ti, familiar. De manera que la asociación sea más fácil y recuerdes siempre el contenido del texto que estás estudiando.

Divide las sesiones de estudio. No estudies en jornadas muy extensas, lo que lograrás será abrumarte y agotar tu mente. Estudia en intervalos de 25 minutos y verás que tendrás mayor energía para enfrentar los temas del examen.

Organiza o esquematiza la información. Si el contenido que tienes que estudiar es muy denso, la web Recursosdeautoayuda.com recomienda que lo mejor será agrupar los conceptos y términos similares o hacer un resumen de lo que has leído en los libros, para digerir mejor la información.

No ignores las recomendaciones que te acabamos de presentar. Al igual que tú, ¡queremos que aprendas realmente las lecciones de cada clase! Y, por supuesto, que apruebes cada examen.