Estudios concentraciónSi tu rendimiento en la universidad no es satisfactorio, pregúntate: ¿estás muy enfocado en el estudio o pasas la clase viendo tu teléfono? Te damos claves para enfocarte mejor en tus estudios.

La concentración es la clave del éxito en lo académico. Nadie obtiene buenas notas, ni toma buenos apuntes en la clase mientras revisa el celular o se distrae viendo qué hay en la ventana del salón o fijándose en quién entra o quién sale.

Al tener tu mente concentrada durante clases en la universidad, absorberás mejor todos los conocimientos impartidos por tu profesor, facilitando las cosas al momento de estudiar para un examen porque ya tendrás frescos los temas en tu mente.

Sabemos que la concentración no se logra de un día para otro y que, si eres muy distraído, el esfuerzo que necesitarás será el doble o triple. Pero vale la pena, todo por mantener un buen récord académico y graduarte con las mejores notas de la universidad, lo que favorecerá buenas oportunidades laborales y el conseguir becas de postgrado.

Recomendaciones para mejorar la concentración en clases y al estudiar

Enfócate en el presente

Muchas veces la distracción viene a partir de las preocupaciones. Puedes estar sentado en tu salón de clases, pensando en lo que tienes que hacer al llegar a casa, en que tienes que llevar a tu mascota al veterinario o lavar montañas de ropa de toda la semana.

Habla contigo mismo, pausa esos pensamientos por un segundo y enfócate en el tiempo y espacio donde estás. Si estás en el salón de clases estudiando fotosíntesis, pon tu atención en eso. Ya cuando salgas del salón de clases, podrás preocuparte en las cosas extras que no tienen que ver con la universidad. Trata de planificar tu tiempo, arma un horario con todo lo que tienes pendiente por hacer y verás que te sentirás más serenidad en clases.

Elimina los elementos distractores

En tu escritorio del salón de clases solo tiene que estar tu cuaderno, el libro de texto y el lápiz. Si tienes allí tu celular, tu iPod y hasta una tablet… ¿Cómo esperas concentrarte? Aleja los elementos que te distraigan de lo importante, de estudiar mientras estás escuchando la clase de tu profesor en la universidad. Esto aplica también para tu sala de estudio en casa: no puedes tener cerca un televisor o alguna consola de videojuego, ¡jamás lograrás concentrarte!

Duerme bien y haz ejercicio

Mientras más hayas descansado por la noche, más energía tendrás en la mañana para estudiar. De lo contrario, estarás durmiéndote en clase, rogando que el tiempo pase rápido para poder regresar a casa y dormir. Mientras el profesor esté hablando de álgebra y geometría, tú solo estarás mirando el reloj sin prestar atención a la clase.

Aléjate de las personas parlanchinas

Conversar con tus amigos y compañeros de clases es lo más normal del mundo, pero, dentro del salón de clases, aléjate de ellos porque te harán perder la concentración y el hilo de lo que esté hablando el profesor. Su compañía significa distracción y mejor dejar la conversación para cuando finalice la lección en clases.

Siéntate cerca de profesor

Si finalmente sientes que es casi imposible concentrarte en clases, deja atrás a tus amigos distractores y siéntate adelante, cerca del profesor. Así te verás obligado a prestar atención a cada cosa que dice mientras imparte su lección y, también, te verás imposibilitado de revisar tu teléfono celular, tablet, iPod, entre otros gadgets que te roban la atención.