Say hello in different languages, fingers

Hablar diferentes idiomas y comunicarse con personas de otras culturas es un trabajo gratificante e innovador. Si eso te apasiona, Traducción e Interpretación es tu carrera.

Traducción e Interpretación es una de las carreras más demandadas en Chile. Es un área interesante para quienes sean apasionados por los idiomas y sean curiosos por las diversas culturas del mundo.

Chile es uno de los países más estables de Sudamérica, con una gran oferta turística para los visitantes. Más de 6 millones de extranjeros visitaron el país en 2017, lo que hace propicio e idóneo conocer varios idiomas y saber cómo interpretar lo que expresan los turistas durante su visita.

Aunque para estudiar Traducción e Interpretación no basta solo con que sepas dos frases en inglés y comprendas tres palabras en francés. Se necesita toda una preparación intelectual no solo para expresarte en varios idiomas sino para comprender lo que dice el interlocutor y saber expresarlo a un público.

Por eso citamos 5 aptitudes que debes tener si quieres estudiar Traducción e Interpretación

Ser curioso

Una persona que quiera estudiar Traducción e Interpretación debe ser curiosa, pero también poseer especialmente una curiosidad intelectual que lo motive siempre a investigar y a aprender. También debe leer mucho para enriquecer su vocabulario y mejorar la comprensión de los textos. Es vital para el trabajo tener cultura general y conocimiento de la actualidad, de lo que sucede a su alrededor y en el mundo.

Tener noción de varios idiomas

Las clases en la facultad no serán en español, tu lengua materna. Muy probablemente serán en inglés, francés, italiano o en el idioma en el cual desees especializarte, Por lo tanto, previo a iniciar la carrera de Traducción e Interpretación, debes tener una base al menos en inglés para que puedas comprender aquello que el profesor explique en clase. Una vez en la carrera, es importante que te esfuerces en redactar bien y desarrollar capacidades para expresarte en diferentes estilos, explican en la Revista Digital INESEM.

Capacidad de síntesis

“Será útil al intérprete para poder simplificar o generalizar elementos del discurso, lo que facilitará mucho más la tarea y ayudará a evitar meteduras de pata”, expresó la traductora e intérprete Laeticia Abihssira en su blog Traducir es descubrir. Así mismo, su capacidad de concentración debe ser muy alta, para ser capaz de escuchar, entender, analizar, memorizar y hablar, todo casi de manera instantánea y simultánea.

Trabajo en equipo

El traductor e intérprete siempre se ve obligado a interactuar con las personas porque es parte de su trabajo, por lo que debe ser alguien tolerante y paciente, con capacidad de trabajar en equipo. Así mismo, debe tener la suficiente madurez para la resolución de imprevistos durante su trabajo y demostrar que es capaz de organizarse para asumir proyectos tan importantes como inesperados.

Voz y presentación agradables

El instrumento de trabajo del traductor y del intérprete es su propia voz, por lo que ésta debe ser “firme, clara, ni muy aguda ni muy grave. Se aconseja respirar con el diafragma (técnica que utilizan los cantantes) y SIEMPRE llevar una botella de agua”, explica la traductora Abihssira. En cuanto a la vestimenta, debe ser lo más neutra posible ya que el traductor no es el protagonista de la escena en ningún caso.