Klara-comiendoWP

Klara Albajes

Spain, 2007 - 2008

Sinceramente, cuando decidí estudiar en el extranjero, mi primera opción era Noruega. Sin embargo  no fue posible mi admisión y opté por una alternativa totalmente diferente; Chile. Tuve la posibilidad de elegir entre Santiago y Temuco, pero, desde el principio, la idea de Temuco me fascinó; una ciudad más pequeña, hogareña y con más estudiantes Chilenos que internacionales. Pero sobretodo una fascinante cultura indígena de la que aprender. ¡Fácil decisión!

Cuando llegué a la Universidad por primera vez, sentí que era muy diferente a mi Universidad (con 91.656 estudiantes). La Universidad Mayor es pequeña, familiar y acogedora. El ambiente que se respira es amistoso y todo el staff es muy amable.

Durante los dos semestres de intercambios conocí a mucha gente y profesores que marcaron mi trayectoria como por ejemplo el profesor Miguel Calderón del que aprendí muchísimo profesional y personalmente. También así, mis compañeros me ayudaron en varios aspectos y, algunos de ellos, son todavía personas muy queridas por mí, con las que mantengo una estrecha relación.

Mi experiencia en Temuco fue tan buena que en cuanto acabó el segundo semestre y mi tiempo de intercambio en la Universidad Mayor, decidí quedarme una temporada más para tener la oportunidad de seguir compartiendo con mis personas queridas y para poder conocer mejor una cultura que me había atrapado.

Terminé viviendo prácticamente dos años en Temuco. En medio de ese tiempo viajé por otros países latinoamericanos  como Argentina, Perú y Bolivia. Dos años más tarde, volví un mes sólo de visita. Viví muchas emociones, aprendí de la vida y sobretodo conocí una hermosa cultura que me acogió como hija adoptiva, y la cual guardo con mucho cariño ya que puedo decir que en el fondo después de todo, una pequeña parte de mi ya es Chilena.