11164703_421828577988948_3261682516022793708_n

Kirill Komar

Austria, 2016, Periodismo, Universidad de los Andes

14249866_1762041624035750_5342624450691006744_oKirill Komar llegó a Santiago a fines de julio para realizar un intercambio en la Universidad de Los Andes y seguir sus estudios de periodismo. Desde Austria -su país natal- viajó hasta Chile para vivir la experiencia junto a su hermano, quien al igual que él decidió estudiar en el extranjero. Para ambos, Chile fue la primera opción entre los países de Latinoamérica.

Como estudiante de periodismo, Kirill ha puesto en práctica sus habilidades en comunicación a través de un canal de Youtube llamado “Bluefish Productions”, donde cuenta sus aventuras en nuestro país. “Mi hermano y yo empezamos a hacer videos porque vimos que había una falta de contenido interesante para jóvenes en nuestra lengua nativa, alemán. Entonces estábamos haciendo entrevistas y videos cómicos que querríamos ver también. Hacemos estos videos porque estamos los dos pasando un semestre de intercambio, queríamos mostrar a nuestra audiencia la experiencia del intercambio en Chile”, asegura.

Lo que más le ha gustado de nuestro país ha sido la comida, asegurando que “la comida chilena es otra cosa, increíble, pero no tanto si quieres adelgazar”. En cuanto tuvo la oportunidad, no lo dudó y recorrió nuestra angosta franja de tierra: “He ido a Pichilemu y Valparaíso. Este último es lindísimo y totalmente colorido. He ido también al Valle del Elqui, más específicamente a Pisco Elqui, para conocer más sobre el pisco bueno de Chile, y olvidarlo todo al día siguiente”.

En cuanto a su experiencia en la Universidad de Los Andes, asegura que “el campus es muy bonito, con una vista increíble a la ciudad de Santiago. Me gusta el curso de Latín American Business Development del señor Nagel, yo he aprendido mucho de Latinoamérica”.

Durante su intercambio, este estudiante austriaco ha vivido una buena experiencia, sobre todo por las personas con las que ha compartido. “He encontrado a mucha gente linda, los chilenos siempre me ayudaron mucho para adaptarme a la vida aquí”.