katsia

Ketsia Camacho Ramos

Puerto Rico, 2016, Licenciatura en Letras Hispánicas

Motivada por un sueño desde pequeña cuando comenzó a leer sus primeros libros de literatura, la estudiante de Puerto Rico, Ketsia Camacho Ramos, escogió la Universidad Católica de Chile para integrarse al programa de Licenciatura en Letras Hispánicas.

¿Por qué decidiste venir a estudiar a Chile?

Básicamente conocía a Chile a través de su literatura, pues desde pequeña que siempre me encantó leer mucho, sobre todo la literatura de Latino América. Entonces me interesé por la historia de Chile y creí que debía venir hasta acá para ver con mis propios ojos la realidad chilena y comparar todo lo que había leído sobre el país.

¿Cómo ha sido tu experiencia de estudiar en la Universidad Católica?

Desde que entré a la universidad en Puerto Rico y supe que ésta universidad era parte de los convenios, que mi sueño fue venir acá. Sinceramente los primeros meses han sido los más divertidos, primero porque llegué un mes antes a que comenzara el semestre académico y pude viajar y conocer bastantes lugares. Luego comencé con las clases y siento que la experiencia ha sido muy enriquecedora y que ha impactado positivamente en mi experiencia universitaria.  Me encanta que en esta universidad se impulse más el análisis critico del estudiante, más que el simple aprender; acá se valora mucho la opinión y crítica de los estudiantes. Realmente ha sido una experiencia increíble.

¿Cuáles son tus autores chilenos preferidos?

De los que más me gustan son Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Isabel Allende y Enrique Linch. Comencé con Isabel Allende y desde un comienzo que sentía toda la emoción de venir a Chile, ya cuando fui creciendo conocí otros autores, como María Luisa Bombay y así sucesivamente.

¿Por qué crees que en Chile hay tantos autores renombrados?

Pues nunca voy a olvidar algo que leí en una obra que se llama “El reino de este mundo”, en la que habla que lo fantástico en Latino América siempre ha sido parte de lo cotidiano y básicamente eso es lo que yo he encontrado en Chile, que lo fantástico por decir así pasa de nuestras relaciones cotidianas, principalmente en el sur donde la vida es más lenta y tranquila. Durante estos meses he podido ver como en el mismo país existe tanta dinámica distinta, tanto en la manera de relacionarse con el otro, hasta en sus paisajes, y por ahora puedo decir que en todas partes me han tratado muy bien y que te traten así, definitivamente ha hecho la diferencia”.