14329992_10210166170692518_3600075201229064150_n

Georg Weigand

Germany, 2016, Cine y Filosofía, Universidad de Valparaíso

Soy alemán y estudio en la universidad de Konstanz. Ahí acabo de empezar mi Master que se llama, literalmente traducido, “La base cultural de Europa”. La ciudad de donde vengo se llama Konstanz, “Constanza” en su versión castellana. Se ubica en el sur de Alemania, donde está el lago más grande de mi país y por donde pasa la frontera con suiza. Acá en Chile estoy estudiando Cine y Filosofía. Es un intercambio al que opté gracias a un convenio entre mi universidad alemana y la Universidad de Valparaíso.

La UV en general me parece muy bien. La facultad de arquitectura tiene un ambiente bien artístico y la gente es súper buena onda. También los profesores nos respetan y son apasionados; su ánimo, su actitud abierta igual que el aire artístico y los estudiantes me gustaron mucho.

La ciudad de Valparaíso sin exagerar me encanta, me fascina y me ha hechizado. Es pura cultura, es diversa y cada día más interesante. Con la vista al mar, con los diferentes cerros, el arte y los graffitis. Según yo, es la “Ciudad de los festivales”, cada semana hay uno nuevo. Me siento muy feliz y motivado en esta ciudad. Yo como fanático de la cultura sostengo que es verdaderamente un “val-paraíso”, aunque lo que hace falta es un parque más grande o en general más zonas verdes.

He viajado por Chile; en esta época sólo fui al sur, es decir, Osorno, Frutillar, Puerto Varas y Valdivia, pero afortunadamente no es mi primera vez en el país, así que ya pude conocer al norte y el sur, hasta Chiloé. También viajé por un proyecto de un documental a Petorca y sus alrededores.

Lo que más me ha gustado de Chile es la diversidad de la naturaleza. Regiones y zonas tan diferentes con un clima diferente, con paisajes diferentes y con gente y culturas diferentes. De lo que he visto prefiero el sur con sus bosques, ríos y paisajes maravillosos, y la región de Valparaíso. El mar, la ciudad, parques nacionales, Santiago y Argentina no están tan lejos. Durante este tiempo en Chile he podido echar un vistazo más profundo a la vida y sociedad chilena. No solamente como un extranjero, sino justamente como un estudiante que vive aquí por algunos meses.

Es un país dinámico que quiere progresar, pero también tiene, como todo el mundo, aún ciertos problemas, una cierta desigualdad en muchos ámbitos de la sociedad. De todas formas eso ha sido súper interesante y muy importante de entender para mí.

A otros estudiantes internacionales les diría que no dudaran en venir a este país y, especialmente a la ciudad de Valparaíso. Chile tiene muchísima cultura y arte, gente muy amable y una naturaleza única.