Porque los beneficios de estudiar en un país ajeno al propio son cada vez más evidentes y comprobables. La gran mayoría de los estudiantes que han estudiado en el extranjero indican que fue una experiencia inolvidable y catalizadora de un gran crecimiento personal. Asimismo, el aprender en un contexto de interculturalidad ayuda a entender de mejor manera la propia cultura, y permite configurar una visión de mundo más elaborada y completa. Por último, los estudios en el extranjero fortalecen el currículum y contribuyen a direccionar el rumbo profesional de quienes viven la experiencia.

Fuente: www.iesabroad.org

Disfruta Chile